Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Retención y atracción del talento humano… ¿Eso qué es?

En Evoluciona volvemos a dedicar otro espacio en nuestro blog a lo que más nos gusta…. ¡Exacto! ¡Las personas! Esta vez, hablando sobre el talento de nuestros/as empleados/as que, como ya hemos explicado en otros posts, son la pieza fundamental para que toda organización crezca y sea firme en el tiempo.

Antes de crear nuestra estrategia sobre retención de nuestro equipo, ¿nos hemos preguntado qué es el talento? Pues muy bien, ahí va nuestra percepción de lo que para nosotros y nosotras es el talento. Lo entendemos como las características principales de nuestros/as trabajadores/as cuyas habilidades se enfocan a hacer cosas que mejoren los resultados de nuestra organización. De esta forma, una persona con talento pone en práctica sus habilidades para obtener resultados mejores en su empresa y, por tanto, resultados más beneficiosos para la compañía. 

Una vez que hemos arrojado luz a esto del talento humano… ¿Tenemos en cuenta las bases que son necesarias para atraer, desarrollar y retenerlo? En primer lugar, la retención del talento es efectiva siempre y cuando los/as dirigentes de la propia empresa crean en que las personas son el pilar fundamental de la misma. Una vez ese pensamiento está arraigado, es necesario invertir tiempo y recursos en desarrollar las habilidades de los/as empleados/as, nutrir sus carreras y establecer el papel de cada persona dentro de la organización. Esta serie de pasos obliga a, por un lado, conocer las habilidades de todos/as nuestros/as empleados/as y, por otro, identificar las competencias necesarias que se requieren para desempeñar un puesto de trabajo determinado con el fin de evitar que se produzca el llamado “Principio de Peter”. 

Finalmente, ¿cómo podemos hacerlo?  Primero, hay que identificar o tener identificadas las “lagunas” o “agujeros” que tiene la organización en lo referente a su propia estrategia de desarrollo ya que así definiremos mejor que tipo de talento humano será el más apto para ser atraído o retenido (no cualquier persona sirve para un puesto determinado). Después, utilizar el feedback constante con el fin de establecer una transparencia plena entre jefe/a y empleado/a (esto ayudará mucho a sentirse identificado/a con la compañía y, en momento de dificultad, eso permitirá retener el talento). Desarrollar el employer branding de la compañía es algo clave ya que es un elemento más que nos sirve para que el talento se sienta orgulloso de pertenecer a una compañía de calidad. No podemos olvidar los planes de conciliación laboral, familiar y personal ya que serán en algunas ocasiones la columna vertebral de la atracción y retención de tan valioso talento. Finalmente, la formación continua con el objetivo de conseguir que tu equipo se encuentre cómodo tenga vistas de crecimiento, se profesionalicen más en su sector y no se estanquen en la monotonía.

Evidentemente, todo este proceso continuo lleva consigo una serie de gastos fijos… pero consideremos esto como una inversión, más que como un gasto. Conseguir tener un buen equipo humano, compacto, coordinado y, lo más importante, feliz es algo de vital importancia que afecta directamente a la supervivencia de la empresa. Si lo consideramos como una inversión, el proceso de retención y atracción posiblemente sea un éxito.

¿Estáis interesad@s en conocer la importancia de un buen proceso de selección dentro de este plan de atracción y retención? ¡Contacta con nosotros y te lo enseñaremos!

Gestor de Talento/Formador

Borja es el «Sr Lobo» de la empresa, soluciona problemas y, además, es pedagogo de vocación y gestor del Talento y formador en Evoluciona. Aunque sea el más joven del equipo, te vende una parcela en la luna, un helado en Sibera, un Plan de Igualdad, de Conciliación o un proceso de Selección si sabe que eso es lo que necesitas para avanzar con tu empresa. Es asturiano de alma y corazón, aunque comparte un secreto a voces y nos parece muy lógico: le encanta el salmorejo cordobés