Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

¿Sabes qué es la gestión del talento?

La digitalización se ha colado en nuestras vidas a la velocidad de la luz, lo que puede suponer o dar lugar, sin una correcta gestión al frente, a desventajas y obstáculos que pueden herir de muerte a nuestra empresa u organización.

La “Gestión de Talento” no es un concepto hasta el momento muy desarrollado, pero se ha demostrado que una correcta gestión del mismo puede proporcionar diferentes beneficios tanto a la organización en sí, como a sus trabajadores y trabajadoras. ¿Opinas lo mismo?

La empresa ha cambiado y la digitalización se ha colado en nuestras vidas a la velocidad de la luz. Este gran cambio, sin una correcta gestión al frente, puede dar lugar a desventajas y obstáculos que pueden herir de muerte a nuestra empresa u organización.

Pero… ¿A qué nos queremos referir con esto? Sin ninguna duda, a la gran importancia que tenemos que darle a la “Gestión del Talento” dentro de nuestra organización. La “Gestión de Talento” no es un concepto hasta el momento muy desarrollado, pero se ha demostrado que una correcta gestión del mismo puede proporcionar diferentes beneficios tanto a la organización en sí, como a sus trabajadores y trabajadoras. ¿Opinas lo mismo?

La “Gestión del Talento” ha tenido un desarrollo y evolución lento, pero intenso. Para poder comprender cómo ha evolucionado hasta nuestros días este concepto, os explicamos de forma breve cuatro etapas por las que ha pasado:

 

    • La primera etapa viene dada por un enfoque totalmente industrial y caracterizado por una dirección de recursos humanos clásica. En ese momento se defendía que el buen talento son aquellos empleados y empleadas que adquirieron sus conocimientos de manera formal, y que el propio sector se ha encargado de catalogar como relevantes.

 

Debido a esto, apenas existía una estrategia empresarial en el proceso de desarrollo de las personas. En esta fase el término “gestión de recursos humanos” se modifica por «Gestión de Talento», sin parecerse nada a lo que es actualmente.

 

    • La segunda etapa se centra también en la dimensión personas, pero en este caso el análisis del talento tiene como objetivo averiguar el grado de dificultad que tiene un trabajador o trabajadora y su posible reemplazo. El enfoque (totalmente interno) de este punto de vista ofrece un estudio del talento cuantitativa surgiendo así nuevos términos en relación a la gestión del talento como la “planificación de la sucesión” y el “desarrollo del grupo de talentos basado en objetivos organizacionales”.
    • La tercera etapa muestra que el talento está constituido por las personas que muestran un alto rendimiento en el presente o un elevado potencial futuro. De esta forma, se fomenta el desarrollo de todas las capacidades consiguiendo una despensa de talentos que permita a la organización no solo tener agilidad en los procesos de reemplazo sino también formar un equipo humano capaz de diseñar futuras estrategias para mejorar la competitividad de la organización.

 

Así pues, una última y cuarta etapa surge de la fusión de la segunda y de la tercera etapa. En este caso, el plan de “Gestión de Talento” debe analizar las posiciones clave dentro de la organización que ayudan a mantener, aumentar o mejorar las ventajas competitivas que posee la compañía.

A partir de este análisis, el plan contempla la retención o el reemplazo adecuado en esas posiciones, contando para ello con los individuos de alto potencial de la empresa.

De esta forma, el concepto “Gestión del Talento” se puede entender como una serie de actividades y procesos que implican 3 aspectos:

 

    • Identificar de forma sistemática los puestos clave que son importantes a la hora de aumentar la ventaja competitiva de nuestra organización.
    • Desarrollar un grupo de talentos de alto potencial y rendimiento para cubrir estos roles.
    • Establecer una estructura de recursos humanos especializada para poder incorporar a personas competentes en los diferentes puestos clave de la organización, asegurando su continuación en la empresa.

 

Aun así, nos preguntaremos ¿qué caracteriza a la “Gestión de Talento”? ¿Por qué es tan importante y especial para la organización? La respuesta es simple:

 

    • La “Gestión de Talento” se encuentra descentralizada de los altos mandos y pasa a los gerentes y sus respectivos equipos, quienes llevan a cabo las acciones y toman las decisiones, por lo que se comparte el mando.
    • Esta gestión se encuentra enfocada a la organización de forma global y estratégica.
    • Las principales actividades llevadas a cabo por los gerentes y sus equipos son las de seleccionar, capacitar, liderar, motivar, evaluar y recompensar a sus participantes.
    • Tiene como objetivo principal el de crear la mejor organización y proporcionar la mejor calidad de vida laboral

 

En conclusión, la correcta gestión del talento humano hoy en día es el fundamento clave para que las empresas modernas sean competitivas, ya que queda demostrado que son las personas quienes marcan una diferencia en el funcionamiento de las organizaciones a través de la gestión de su conocimiento. Las nuevas tendencias que repercuten directamente en la gestión del talento humano en un entorno VUCA (entorno volátil, de incertidumbre, complejo y ambiguo), obligan a las organizaciones a tomar un giro en su estilo de administrar.

Gestor de Talento/Formador

Borja es el «Sr Lobo» de la empresa, soluciona problemas y, además, es pedagogo de vocación y gestor del Talento y formador en Evoluciona. Aunque sea el más joven del equipo, te vende una parcela en la luna, un helado en Sibera, un Plan de Igualdad, de Conciliación o un proceso de Selección si sabe que eso es lo que necesitas para avanzar con tu empresa. Es asturiano de alma y corazón, aunque comparte un secreto a voces y nos parece muy lógico: le encanta el salmorejo cordobés